Ir al contenido principal

La, le, lo

Que no, que no voy a dar clases de bulerías. Hoy voy a dedicar el artículo a los pronombres. Es algo muy básico pero no todo el mundo lo controla, además, desde que me vine a Madrid creo que están consiguiendo pegarme su laísmo, así que será mi manera de combatirlo.

Los problemas de con 'la', 'le' y 'lo' vienen de intentar "masculinizar" o "feminizar" un complemento de la oración. Para empezar diremos cuándo se debe usar cada uno de estos pronombres.

Complemento directo y Complemento indirecto.
Bienvenido a tus viejas pesadillas

Repasemos, niños. Un complemento directo es el sintagma sobre el que recae la acción del verbo.
Juan lee el blog de Storynator.
Juan lo lee.

María tiene una caja de cerillas.
María la tiene.
Se usa 'lo' o 'la' dependiendo de si el pronombre sustituye a un nombre masculino o femenino. Pero jamás se sustituye por 'le'. Un ejemplo muy común de leísmo en las tiendas:
Ese modelo de pantalón no le tengo en azul marino.
El complemento indirecto es el sintagma que recibe la acción del verbo.
Le voy a regalar un libro a Juan.

Le voy a regalar una rosa a María.
En un complemento indirecto el pronombre que sustituye al sintagma siempre es 'le', independientemente del género del nombre sustituido. Por tanto, jamás se sustituye por 'la'. Un ejemplo muy común de laísmo es:
La regalé una rosa a María.

Le lo y Se lo

No siempre el Complemento indirecto se sustituye por 'le', si no que cuando en la misma oración el complemento directo es un pronombre 'lo'/'la', el complemento indirecto en vez de sustituirlo por 'le' se sustituye por 'se'.
Regalé el libro a Juan.

Le regalé el libro.

Se lo regalé.

Le lo regalé.

Examen sorpresa

Para comprobar que hemos entendido todo esto: cuál de estas dos oraciones sería la correcta.
Juan ha traído su ordenador. Espero que lo tengáis en cuenta.

Juan ha traído su ordenador. Espero que le tengáis en cuenta.
Se podría hacer la siguiente interpretación:
Espero que lo tengáis en cuenta (el ordenador que ha traído Juan).

Espero que le tengáis en cuenta (a Juan).
¿Ya? ¿Habéis conseguido averiguar cuál es la correcta? No es un ejercicio con trampa, sólo hay una buena y es la primera.

La segunda oración sería un caso de leísmo más extendido y que, por lo general, cuesta más diferenciar. Por tanto siempre deberíamos utilizar 'lo', aunque no sabríamos diferenciar bien a quién se refiere, si al ordenador o a Juan.
Para saber más sobre este tipo de ambigüedades visita el artículo Anfibología ¿eso es el estudio de las ranas?.
Tendemos a identificar a las personas con los complementos indirectos y por eso, en casos como este, utilizamos 'le' cuando o bien Juan o bien el ordenador funcionarán siempre como complementos directos y por tantos sustituibles por 'lo'.

¿Acertaste? ¡Has aprobado!

Comentarios

Artículos más vistos

Los verbos abstractos. Desempaquetar

Una de las máximas de la escritura es el famoso mostrar y no contar. Una de las maneras para realizar esto consiste en evitar los verbos abstractos.

Partiendo de un primer borrador ya escrito pasaremos a buscar todos los verbos abstractos que encontremos. Si tienes una copia impresa, marca estos verbos con un bolígrafo rojo; si estás haciendo la revisión en un procesador de textos, marca cada verbo abstracto con el subrayador o cambia la fuente de color para resaltarlo e indicar que debes hacer cambios.

Generador de Argumentos (Plot Generator)

Como el verano ya está aquí y es común que se produzca sequedad cerebral, para que no dejes de escribir por falta de ideas he creado este Plot Generator.

La red está llena de estos Generadores de Argumentos pero la inmensa mayoría están en inglés y los que he encontrado no cubren muchos aspectos para proponer una historia. Así que me puse a ello y he creado el mío propio.