Ir al contenido principal

Planificación con el Copo de nieve

En este artículo se presenta una nueva técnica para la planificación de una novela: la técnica del Copo de nieve. Esta técnica la encontré a través del blog de Vel Anima y, hasta ahora, es la mejor forma que he encontrado de planificar una historia.

Técnica del Copo de nieve

Consiste en ir creando una historia desde una visión general a una visión más detallada: se empieza formulando una frase que engloba toda la historia y de esa frase o idea se especifican unos acontecimientos importantes (puntos de giro) y de cada acontecimiento, a su vez, se extraen más detalles y luego más... hasta tener una buena y completa idea de la historia. Como en las ramificaciones de un copo de nieve, donde de cada rama salen otras ramas más pequeñas y de éstas salen otras ramas más pequeñas.


La descripción completa de la técnica se puede encontrar en inglés, en la página de Randy Ingermanson. A continuación expongo un resumen de los 10 pasos que Ingermanson propone para planificar una novela. Estos pasos se basan en tres documentos que evolucionan y se actualizan entre si:

El Copo de nieve de Ingermanson

  1. Documento de Trama: Escribe una frase resumen de tu novela.
  2. Documento de Trama: Expande esa frase a 5 enunciados: el contexto de la historia, tres desastres y un final. El primer desastre coincidirá con el final del primer acto. El segundo desastre con la mitad del segundo acto. El tercer desastre con el final del segundo acto. El primer desastre debe ser causado por circunstancias externas. El segundo y tercer desastre deben ser causados por el protagonista al intentar arreglar las cosas. En total debes escribir cinco líneas.
  3. Documento de Personajes: Necesitas algo parecido a las historias para tus personajes. Escribe un resumen de una página que diga: nombre del personaje, la motivación del personaje (lo que quiere de forma abstracta), el objetivo del personaje (lo que quiere de forma concreta), el conflicto del personaje (qué le impide llegar al objetivo), la revelación del personaje (qué aprende/cambia), una frase que resuma su historia y un párrafo que resuma su historia.
  4. Documento de Trama: Expande cada frase del resumen resultante del punto 2 a un párrafo. Cada parrafo debe acabar en desastre, excepto el último que debe mostrar cómo acaba el libro.
  5. Documento de Personajes: Escribe una página con la descripción de cada personaje principal y media página para los secundarios. Estos resúmenes deben contar la historia desde el punto de vista de cada personaje. Al final obtendrás una historia sólida y varios hilos argumentales, uno para cada personaje.
  6. Documento de Trama: Expande la página de resumen de la trama a cuatro páginas, una por cada párrafo del paso 4.
  7. Documento de Personajes: Expande las descripciones de los personajes a detalles que debemos saber sobre ellos: cumpleaños, descripción, historia, motivación, objetivos... es decir, detallar el punto 3. Y lo más importante: cómo cambiará cada personaje al final del libro.
  8. Documento de Escenas: A partir del Documento de Trama (resumen de cuatro hojas) haz una lista de todas las escenas que necesitarás para escribir la novela. Con una hoja de cálculo detalla todas las escenas. Haz una línea por escena. En una columna pon el punto de vista del personaje de la escena; en otra columna más ancha escribe qué pasa. Puedes añadir más columnas para establecer el número de páginas o el número de capítulo.
  9. (opcional) Documento de Escenas: De cada línea de la hoja de cálculo escribe una descripción de varios párrafos. Pon diálogos y el conflicto principal de la escena. Si no hay conflicto crea uno. Escribe una o dos páginas por escena. Piensa que es un prototipo del primer borrador ¡El primer borrador escrito en una semana!
  10. Siéntate y comienza a teclear el primer borrador de verdad. Te asombrarás de lo rápido que la historia fluye por tus dedos en esta etapa.

Mi copo de nieve

Tras poner la técnica en práctica he realizado modificaciones sobre este modelo para simplificarlo y adecuarlo más a mis necesidades. Lo he dejado en el siguiente:

El Copo de nieve simplificado

  1. Documento de Trama: Escribe una frase resumen de toda la novela (IDEM al punto 1 de Ingermanson).
  2. Documento de Trama: Expande la frase resumen a 5 enunciados (IDEM al punto 2 de Ingermanson).
  3. Documento de Trama: Expande los 3 desastres y el final a un párrafo cada uno (IDEM al punto 4 de Ingermanson).
  4. Documento de Personajes: Realiza una ficha básica de los personajes (IDEM al punto 3 de Ingermanson).
  5. Documento de Personajes: Haz un diario de los personajes principales. Para cada personaje principal expande a una página o dos cada párrafo del punto 3, dependiendo del peso del personaje en la trama. Estos diarios deben estar en primera persona para introducirnos mejor en la cabeza de nuestros personajes.
  6. Documento de Escenas: A partir de los diarios del Documento de Personajes haz la lista de escenas (IDEM al punto 8 de Ingermanson).
  7. Escribe el primer borrador.

El Documento de Escenas

El Documento de Escenas es el documento base a partir del cual escribir el primer borrador. Se crea en el paso 8 del Copo de nieve de Ingermanson o en el paso 6 del Copo de nieve simplificado. En la versión de Ingermanson debemos seguir el Documento de Trama mientras que en la versión simplificada haremos uso de los diarios de los personajes principales en el Documento de Personajes.

Las descripciones de las escenas deben ser del tipo: Presentación del protagonista. Protagonista hace tal cosa. Presentación de Personaje2. Protagonista y Personaje2 se encuentran y hablan de tal tema. Protagonista va a casa y hace esto. Etcétera.

El principal problema al establecer las escenas es que todas las presentaciones de los personajes las encontraremos al principio, una detrás de otra. Para conseguir el mejor resultado final en el texto deberemos aplazar las presentaciones de los personajes lo máximo posible e ir dando sus datos en distintas escenas, con la interacción con otros personajes.

La primera vez que aparece un personaje en la historia no deberíamos presentarlo, sino describir únicamente lo que hace sin decir quién es ni qué intenciones tiene. En las siguientes escenas en las que aparezca iremos dando los datos sobre él. Esto mantendrá al lector atento.

Podemos incluir en las escenas aquella parte que queremos revelar: Presentacion de Protagonista entre amigos (Protagonista se muestra fuerte y confiado). Protagonista hace tal cosa. Protagonista y Personaje2 hablan (se presenta el pasado militar de Protagonista en diálogo). Protagonista va a casa en coche. Presentación de la familia de Protagonista (su mujer es quien realmente lleva los pantalones en casa). Etcétera.

Divide la lista de escenas en sublistas por actos o por puntos de giro. Si las escenas están en una hoja de cálculo crea una pestaña distinta para cada capítulo o punto de giro. Enumera las escenas y utiliza ese número cuando escribas la escena en el primer borrador para encontrarla luego fácilmente.

Si la historia solo contiene un personaje principal será mucho mas fácil establecer el orden de las escenas. En caso de tener dos o más personajes principales lo mejor será hacer una lista de escenas para cada uno y luego incluir todas las escenas en una misma lista, en orden cronologico, incluso si queremos que los hechos no se presenten de forma cronológica; es recomendable escribir el primer borrador en orden temporal y en las revisiones posteriores reestructurar las escenas en el orden que realmente deseamos para esas partes que queremos que se omitan y se revelen más tarde.

Mueve las escenas arriba y abajo tantas veces sea necesario pero sin que la historia pierda su sentido.

Planificar o no planificar

Cada escritor tiene sus preferencias. Aquí expongo algunos aspectos de la escritura según un modo u otro:

Escribir SIN planificación... Escribir CON planificación...
...puede llevarte a crear historias insulsas que al final dejes a un lado porque van perdiendo fuerza y no sepas salir de ella. ...te permite conocer la historia y saber si es buena, le falta mejorar o directamente no tiene sentido seguir con ella.
...te permite improvisar y girar la historia sobre la marcha hacia situaciones no esperadas. ...te permite improvisar y cambiar el rumbo de la historia. No es obligado seguir estrictamente los puntos que estipulaste, todo se puede modificar. Al cambiar un punto, debes modificar el resto para adaptarlos al cambio, previendo si tiene sentido ese cambio.
...te puede llevar a momentos de bloqueo y no sepas bien por dónde debes continuar. ...te evita los bloqueos y siempre sabes a dónde quieres llegar.
...te lleva más tiempo en terminar un primer borrador, ya que tienes que pensar y tomar decisiones sobre la marcha que pueden llevarte más tiempo del esperado. ...te lleva menos tiempo en terminar un primer borrador ya que el rumbo de la historia ya está pensado.
...te puede llevar a tener que cambiar el narrador tras el primer borrador. ...te permite estudiar quién será el mejor narrador para la historia antes de escribir el primer borrador.
...implica imponerte un cupo de palabras que debes escribir. ...implica escribir un número de escenas pre-establecidas.
...te lleva a escribir escenas cuyo cometido no tienes claro. ...implica escribir escenas cuyo cometido ya conoces.
...te permite ponerte a escribir la historia inmediatamente. ...conlleva pasar algunas semanas pensando en toda la trama y aplazar el momento de sentarte a escribir la historia en sí.
...colleva improvisar las intenciones de los personajes sobre la marcha. ...conlleva conocer ya a los personajes y manejar de forma segura tanto su pasado como sus intenciones.
...te llevará a eliminar bastantes escenas y reescribirlas en la revisión. ...te llevará solo a reescribir las escenas en la revisión.

Imagen de inicio | By ERB64 (Own work) [CC-BY-SA-3.0 or GFDL], via Wikimedia Commons

Comentarios

Artículos más vistos

Los verbos abstractos. Desempaquetar

Una de las máximas de la escritura es el famoso mostrar y no contar. Una de las maneras para realizar esto consiste en evitar los verbos abstractos.

Partiendo de un primer borrador ya escrito pasaremos a buscar todos los verbos abstractos que encontremos. Si tienes una copia impresa, marca estos verbos con un bolígrafo rojo; si estás haciendo la revisión en un procesador de textos, marca cada verbo abstracto con el subrayador o cambia la fuente de color para resaltarlo e indicar que debes hacer cambios.

Generador de Argumentos (Plot Generator)

Como el verano ya está aquí y es común que se produzca sequedad cerebral, para que no dejes de escribir por falta de ideas he creado este Plot Generator.

La red está llena de estos Generadores de Argumentos pero la inmensa mayoría están en inglés y los que he encontrado no cubren muchos aspectos para proponer una historia. Así que me puse a ello y he creado el mío propio.