Ir al contenido principal

Evita los Modificadores. Busca la Precisión

Es común en los que empezamos a escribir que, al querer ser específicos con las descripciones y las acciones, llenemos las oraciones de adjetivos y adverbios. Esto puede ser contraproducente además de ser síntoma de una escritura vaga y poco precisa.

El cometido de los modificadores en el lenguaje es dotar de cualidades a una acción o a un objeto, pero no necesariamente hacen que estén mejor especificados o se les dé más énfasis.

La necesidad de Modificadores

Los adverbios y los adjetivos son necesarios pero con frecuencia contribuyen a crear oraciones poco inspiradas y a sobrecargar descripciones planas. En la práctica, los modificadores hacen poco en una oración y lo normal es que cuando se quitan su sentido a penas cambie.

Original:

Recorrió azarosamente el largo pasillo para llegar a la cocina.

Mejorada:

Recorrió el pasillo para llegar a la cocina.

En busca de la Precisión

Los adjetivos y los adverbios son fáciles de elegir mientras que encontrar los sustantivos o los verbos correctos que especifiquen el aspecto que quieres describir es más difícil. En lugar de colocar adjetivos o adverbios baratos busca verbos vigorosos y nombres que evoquen imágenes únicas.

Sé específico, concreto y dibuja una imagen tan precisa como sea posible del objeto o la acción que estás tratando de describir.

Original:

Recorrió alegre el camino hasta llegar a la fuente.

Mejorada:

Brincó por todo el camino hasta que aterrizó en el borde de la fuente.

Estimula la imaginación

Es preferible sustituir los modificadores por verbos y sustantivos porque estos últimos estimulan más y mejor la imaginación. Unos verbos o sustantivos bien elegidos crean mejores imágenes en la mente del lector. Cuanto más específicas sean tus palabras más estimulante será su lectura y con más facilidad se agarrará el lector a ella.

Asegúrate que tus descripciones despiertan los sentidos. Cuando apelas a ellos no solo nos cuentas cómo es algo, nos pides que imaginemos cómo ese algo se siente.

Original:

La suciedad cubría todo el bar y me encontraba incómodo.

Mejorada:

Al entrar en el bar las zapatillas se agarraron al suelo por un refresco derramado. Olía tanto a aceite requemado que di por hecho que la salida de humos de la cocina daba al comedor. Recorrimos las mesas entre los gritos de los otros clientes hasta que encontramos una mesa libre y nos sentamos. Apoyé las manos sobre la mesa y la grasa me impregnó los dedos. No miré en qué estado se encontraba la silla cuando me senté. Ahora prefería no saberlo. Eché la espalda hacia delante para no tocar el respaldo.
Esta es la técnica de Desempaquetar. Puedes repasarla en el artículo Los verbos abstractos. Desempaquetar.

Utiliza modificadores

Todo esto no significa que debas eliminar cada modificador de tu texto. Mantén solo los absolutamente esenciales para mantener la fuerza y la claridad de tus oraciones.

Puedes utilizar modificadores indiscriminadamente durante el primer borrador para no detenerte. En las revisiones, esos modificadores, serán una marca de las frases que debes reformular hasta dar con los verbos y nombres correctos.

En resúmen

  • Cambia los adjetivos y adverbios por verbos y nombres que evoquen mejores imágenes.
  • Revisa esas frases que tienen un adverbio solo por modificar un verbo genérico.
  • Escoge los verbos y los sustantivos más precisos para representar la acción.
  • Procura que tu escritura estimule los sentidos y la imaginación del lector.

Comentarios

Artículos más vistos

Los verbos abstractos. Desempaquetar

Una de las máximas de la escritura es el famoso mostrar y no contar. Una de las maneras para realizar esto consiste en evitar los verbos abstractos.

Partiendo de un primer borrador ya escrito pasaremos a buscar todos los verbos abstractos que encontremos. Si tienes una copia impresa, marca estos verbos con un bolígrafo rojo; si estás haciendo la revisión en un procesador de textos, marca cada verbo abstracto con el subrayador o cambia la fuente de color para resaltarlo e indicar que debes hacer cambios.

Generador de Argumentos (Plot Generator)

Como el verano ya está aquí y es común que se produzca sequedad cerebral, para que no dejes de escribir por falta de ideas he creado este Plot Generator.

La red está llena de estos Generadores de Argumentos pero la inmensa mayoría están en inglés y los que he encontrado no cubren muchos aspectos para proponer una historia. Así que me puse a ello y he creado el mío propio.