Ir al contenido principal

Los viajes entre lo abstracto y lo específico

En este artículo se tratará un punto común de las técnicas ya vistas aquí sobre Patrones Narrativos, sobre Desempaquetado y sobre Envolver Temas. Ese punto común trata de comprender los viajes que hace la mente del lector entre lo abstracto/general y lo específico/particular.

El funcionamiento de nuestra mente es curioso: si alguien nos habla de algo particular somos capaces de abstraerlo para descubrir de qué tema nos está hablando; en cambio, si alguien nos habla de algo general buscamos entre nuestros recuerdos alguna experiencia que lo ejemplifique para verlo más cercano.

Por ello la forma de tratar los grandes temas que nos preocupan y sobre los que escribimos es siendo lo más específicos que podamos.

Patrones Narrativos

Vimos que los patrones narrativos nos ayudan a identificar la verdadera historia que estamos contando.

La ficción ocurre cuando lo particular penetra en lo general, cuando lo específico ocurre en lo abstracto, cuando lo extraño irrumpe en lo familiar.

Una familia vive feliz pero un día su hijo se escapa de casa. Un empleado con muchos años de antigüedad y con muy buena reputación en su empresa tiene varias casas en diversas ciudades del país y de repente es despedido y no puede pagar nada. Una persona sin trabajo y sin ningún tipo de ayuda económica se encuentra de casualidad una bolsa llena de dinero que no piensa devolver. Un país democrático celebra unas elecciones para elegir nuevo presidente de gobierno y por sorpresa todos los ciudadanos votan en blanco.

La trama principal de una obra nos da pistas sobre el tema que trata:

Específico»Abstracto
Un hombre divorciado conoce a una mujer divorciada en el gimnasio.»Amor, esperanza
Unos padres pierden a su hijo cuando lo llevan a una feria.»Dolor, angustia
Un cocainómano ingresa en un programa de desintoxicación.»Superación
El presindente de una importante empresa es asesinado durante un viaje en avión.»Conspiración

Desempaquetado

Vimos que para llegar a esa máxima de la escritura, repetida hasta la extenuación, de "Muestra, no cuentes", podemos recurrir a la técnica del Desempaquetado para que las acciones abstractas sean convertidas en acciones específicas.

Desempaquetar consiste en no utilizar atajos y mostrar al lector lo que el personaje quiere o siente sin que él lo diga.

Abstracto»Específico
Está triste»Sentada en el banco, mirando al frente, sin moverse, las lágrimas caían por sus mejillas.
Tiene calor»Con cada respiración una nueva gota aparecía en su frente y la cabeza le quería estallar.
Está sangrando»Una mancha color cereza creció desde el talón de sus calcetines.
Está mareada»Veía puntos de colores y los coches borrosos le daban vueltas a cámara lenta.

Envolver Temas

Vimos que tener, al menos, un tema en tu novela dotará a tu obra de profundidad. Puedes escribir algo que no tenga una finalidad concreta y puedes escribirlo muy bien, pero al finalizarlo el lector puede quedarse sin saber a qué venía todo equello. Al establecer temas dotas a tu obra de intencionalidad y das a la historia un objetivo para que el lector quede satisfecho.

Con el tema (abstracto) elegido debemos buscar la forma de mostrarlo con elementos específicos para que después el lector, a través de esa concreción, pueda descubrir el tema sobre el que gira la historia. Como lectores, nos encanta sentir que hemos descubierto algo.

Cada tema debe ser definido por acciones y referencias particulares creadas para él. Piensa en una rosquilla: el tema (abstracto) sería el agujero definido por la materia que lo envuelve (concreto); esa materia son las acciones y referencias específicas de nuestra historia.

Existe una técnica que dice que una novela debe comenzar con una frase (o pocas frases) que englobe el contenido de toda la obra, es decir, que establezca el tema de la novela. Siguiendo con esa técnica de resumen veamos los ejemplos:

Específico»Abstracto
Un paso. Solo un paso más. Cuando movió el pie un poco hacia delante no aguantó más y se dejó caer en la silla de ruedas que el enfermero llevaba detras de él. Había igualado el récord de pasos que instauró ayer.»Una historia sobre la capacidad de superación
El viento provoca pinchazos en las encías. Los inviernos son crueles, estaciones implacables.»Una historia sobre el aislamiento/la soledad
El bote quedó vacío y lo tiró a la papelera. Desde la cama observó cómo se sacaba del bolsillo de la bata otro bote lleno de pastillas y lo ponía sobre la mesita.»Un historia sobre la enfermedad
Con la mochila al hombro miró la carretera vacía. Frente a él flotaba el sol. A su espalda dejaba la prisión.»Una historia sobre segundas oportunidades

Como escritores debemos saber manejar estos viajes entre lo abstracto y lo específico en sus distintos niveles.

Basado en el artículo | Big ‘A’ Little ‘a’: Writing Between the Concrete and Abstract
Imagen izquierda | By NASA [Public domain], via Wikimedia Commons
Imagen derecha | I, Jonathan Zander [GFDL, CC-BY-SA-3.0 or CC-BY-SA-2.5], via Wikimedia Commons

Comentarios

Artículos más vistos

Los verbos abstractos. Desempaquetar

Una de las máximas de la escritura es el famoso mostrar y no contar. Una de las maneras para realizar esto consiste en evitar los verbos abstractos.

Partiendo de un primer borrador ya escrito pasaremos a buscar todos los verbos abstractos que encontremos. Si tienes una copia impresa, marca estos verbos con un bolígrafo rojo; si estás haciendo la revisión en un procesador de textos, marca cada verbo abstracto con el subrayador o cambia la fuente de color para resaltarlo e indicar que debes hacer cambios.

Generador de Argumentos (Plot Generator)

Como el verano ya está aquí y es común que se produzca sequedad cerebral, para que no dejes de escribir por falta de ideas he creado este Plot Generator.

La red está llena de estos Generadores de Argumentos pero la inmensa mayoría están en inglés y los que he encontrado no cubren muchos aspectos para proponer una historia. Así que me puse a ello y he creado el mío propio.